Editorial de L. Ronald Hubbard, Autor de Éxitos Editoriales Internacionales del New York Times

Porciones de Ti

 Porciones de Ti

Porciones de Ti

No tiene masa ni ubicación. No es energía. Pero está vivo. Y da vida. Tales son las características de una “unidad otorgadora de vida”, la fuente no sólo de todo pensamiento, sino también de todo lo que es decente, ético y noble. De hecho, eso eres tú. Estos principios, entendidos y puestos en práctica por un único individuo, llevan a una vida mucho mejor. Puestos en práctica por todos, llevarían a un mundo mucho mejor.

Leer Más
comprar
$15
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia Envíos dentro de 24 horas
Formato: Disco Compacto
Conferencias: 1

Vídeos

Excerpt

gcui_scientology_videos:video_node_classicsquote_portions_title

Más Sobre Porciones de Ti

Si el mundo a su alrededor es malo, entonces él no está dispuesto a otorgar vida. Si concibe que el mundo a su alrededor es bueno, está dispuesto a otorgarle vida. Un mundo al que se le otorga vida marcha bien. Un mundo al que no se le otorga vida cae en el caos y desaparece. Ahora bien, éste es el enigma de los siglos.
– L. Ronald Hubbard

No tiene masa ni ubicación. No es energía. Pero está vivo. Y da vida.

Tales son las características de una “unidad otorgadora de vida”, la fuente no sólo de todo pensamiento, sino también de todo lo que es decente, ético y noble. De hecho, eso eres tú.

El descubrimiento de que todo individuo es, de hecho, una fuente de vida cambia radicalmente la relación entre el Hombre y el universo material. Basado no en la fe o la convicción, sino en axiomas tan precisos y funcionales como cualquier ciencia, se ha determinado de manera concluyente que la unidad otorgadora de vida precedió a materia, energía, espacio y tiempo. Desde ese marco de referencia, aquí están las maneras infinitas en que un individuo dota a su propio entorno de vida. Desde el bienestar físico hasta el estado de la civilización, estos principios están en funcionamiento de forma continua; cada hora, cada día. Entendidos y puestos en práctica por un único individuo, llevan a una vida mucho mejor. Puestos en práctica por todos, llevarían a un mundo mucho mejor.

« Conferencias Clásicas